Te roban WiFi? Descubre cómo saberlo y evitarlo

Publicado el por . No hay comentarios
Categorizado como: Informe. Etiquetado en: , , .

El WiFi se ha convertido actualmente en la salida de muchos para ahorrarse unos euros en el servicio de Internet, robándoselo a su vecino. Esto, lógicamente, es un delito pero es una práctica muy utilizada y vamos a mostrarte cómo saber si te roban el WiFi y, lo más importante, cómo evitarlo.

Según una encuesta, el 99% de los usuarios de smartphones han buscado una red inalámbrica abierta (sin clave) por la calle para conectarse a Internet. Y, el 50% de los británicos, se conecta al WiFi de alguien sin el permiso de su propietario (y, lo más sorprendente, es que el 33% piensa que no es nada malo). Con estos datos en la mano, todo hace pensar que la picaresca española no se quedará atrás.

¿Cómo saber quién es?

Los signos más notables para pensar en ello son: fallos de conexión, caídas de la línea que luego vuelve, lentitud en el servicio a horas puntuales, ver que la luz del WiFi parpadea cuando nadie está haciendo uso de él, etc.

La manera más fácil de descubrirlo es instalando una aplicación que nos indique los dispositivos que tenemos conectados a nuestra red (por ejemplo, existen aplicaciones para Android – Fling, Network Discovery-, iPhone – Fling, Network Scanner- y ordenadores de sobremesa – Wireless Network Watcher, Microsoft Network Monitor -).

Con este tipo de programas podemos pillar infraganti al intruso en nuestra red. Aquí nos aparecerán listados los dispositivos que están conectados inalámbricamente a nuestra red, podemos contarlos y mirar o, simplemente, desconectarlos todos (hay que contar también dispositivos como tablets, móviles, etc.). No obstante, con este tipo de programas sólo podemos saber si es verdad que hay alguien que no debe estar ahí o no.

Para avanzar más, podemos bloquear desde el router o, en términos contrarios, permitir el acceso sólo a ciertos dispositivos gracias a la dirección MAC de que dispone cada uno (digamos que es como el DNI de un ordenador, móvil, etc.); entonces, si al conectarse a nuestra red se identifica y no corresponde con ninguno de los permitidos, se le denegará el acceso. Además, también puedes indicare un número máximo de conexiones simultáneas al router, así como esconder el nombre de éste para que sólo se conecte quien conozca su nombre.

Para acceder al router y poder modificar estos parámetros, la dirección que debemos poner ene l navegador (normalmente) es la 192.168.1.1 e introducir la clave que tenga asignada el router (podemos mirarla en la pegatina que lleve el router o probar con las estándar como admin-user o admin-admin).

Es importante proteger tu red WiFi no sólo porque puedas perder velocidad o tener cortes en tu línea de Internet, sino porque, según quién se conecte y sus conocimientos informáticos y ganas de adentrarse en tu vida, podrá ver y borrar tus archivos, compartirlos, e incluso averiguar claves de páginas web o el banco.

¿Conoces más métodos para protegernos? Compártelos con nosotros

Te roban WiFi? Descubre cómo saberlo y evitarlo
3 votos. Valoración media: 2.67

Puedes dejar un comentario